los ramones no estaban tan mal

AL FIN Y AL CABO LOS RAMONES NO ESTABAN TAN MAL

qode-np-item

¡Al fin y al cabo Los Ramones no estaban tan mal!


SONDER_BA / Columna

por Walter Armada

Los Festivales de Rock ¡Sí!, Aquellos lugares donde “todos” nos juntábamos en los 70’s para ver y escuchar a las bandas que nos gustaban. ¿Y por qué no? donde descubríamos otras, que tal vez, jamás se nos hubiese ocurrido escuchar – pero inesperadamente resultaban ser una verdadera sorpresa

 

Cuando digo “todos” es porque éramos literalmente “todos”. En aquellos tiempos  no había ni tantos grupos ni tanto público; por ejemplo, los asistentes nos conocíamos de cruzarnos ahí mismo o en otros lugares en común, como Parque Rivadavia, a donde íbamos a canjear discos y revistas de música.

 

Personalmente por una cuestión de edad no presencié los primeros y legendarios B.A, Rock, pero no me perdí ninguno de los que se hicieron en el emblemático Luna Park o en las grandes canchas de futbol  – vale decir que Obras Sanitarias ni siquiera era un proyecto por esos tiempos

``Adiós Rock 75``

Entre los festivales de la época, hay uno en particular que me pareció fantástico por la variedad de propuestas y las diferentes características de cada grupo. Se denominó “Adiós Rock 75”.Se realizó en el estadio de San Lorenzo, “El Gasómetro”. Recuerdo que se encontraba en pleno barrio de Boedo, sobre Av. La Plata. El mismo que un par de años atrás había albergado a Santana en su primera visita al país.

Entre los festivales de la época, hay uno en particular que me pareció fantástico por la variedad de propuestas y las diferentes características de cada grupo. Se denominó “Adiós Rock 75”

Esa vez, coincidimos alrededor de cuatro mil personas – que al fin y al cabo éramos más o menos casi todos los rockeros de Buenos Aires – Hacía mucho calor y estábamos apiñados sobre los añejos tablones de madera del estadio. Detrás del alambrado y sobre el campo de juego se encontraba el escenario; ni muy amplio ni muy alto, tenía un discreto sistema de re amplificación a sus extremos y alrededor de él se podía ver a unos cuantos músicos, incluso algunos como Charly García y Nito Mestreque no tocaban ese día pero venían a ver a sus colegas

 

El festival comenzó con la actuación de Pastoral y fueron muy bien recibido por el público a pesar de su simpleza – para los que no lo conocen era un dúo acústico en la tradición de Sui Generi – Le siguió un desfile de agrupaciones que fueron escuchadas con mucha atención y respeto. Porchetto se presentó con una banda eléctrica, donde se destacó el trabajo en guitarra de Gustavo Bazterrica. También pasaron formaciones como Alas, Arco Iris, Ave Rock, con un sonido más “volado” pero muy contundente y que a pesar de ser diferentes entre si representaban la vanguardia de ese momento.

 

Cuando le llegó el turno a León Gieco y su banda, integrada por Moro en batería, Alfredo Toth en bajo y Rodolfo Gorosito en guitarra, la cosa se fue calentando y  la participación del público fue en ascenso. ¡Ya palpitaban a los más viscerales: Avalancha, Polifemo y El Reloj! Estos últimos cerraron el evento con la gente delirando. Lo único fuera de lugar, por aquel entonces fue la apertura de una parte del alambrado por gente que pugnaba por ver más de cerca a los músicos.

 

Sin lugar a dudas eran tiempos de contemplar lo que pasaba sobre el escenario y no lo que sucedía debajo de él. El público disfrutaba, en el mismo lugar y al mismo tiempo, de propuestas bucolicas y serenas pasando por estilos elaborados y progresivos hasta llegar a lo más visceral, repleto de energía y euforia. ¡Bueno, Salvo el desmadre de aquel recital de Octubre de 1972 con La Pesada en el Luna Park¡ (Que en realidad fue causado, más que nada, por las fuerzas del orden que por la gente) de lo contrario, todo transcurría en paz y con respeto entre el artista y el público.

Sin lugar a dudas eran tiempos de contemplar lo que pasaba sobre el escenario y no lo que sucedía debajo de él.

“Lomas Rock 85”

En los años posteriores, el clima político y la represión imperante comenzaban a hacer mella en el ambiento de los festivales. Las cosas estaban cambiando, Durante la década del 80, una especie de pasión futbolera se manifestaba de forma belicosa. Aparecieron diferentes tribus que preferían a uno u otro  grupo Y difícilmente soportaban otro género que no sea el de su tendencia  – por supuesto, lo hacían notar – Incluso después de la llegada de la democracia, algunos recitales se convirtieron literalmente en batallas campales. Gente lastimada, lugares destruidos y cientos de asistentes detenidos.

 

A pesar de los cambios y del contraste político de la época, la “Unión de Estudiantes Secundarios” (UES) – en un acto de pluralidad musical – logró reunir en el Estadio de Temperley, a bandas de la talla de Daniel Leis, Mark I, Ariel Roth, Los Violadores, Cosméticos, Autobús, Visores, Graffiti, Sumo, Soda Stereo y La Torre. Fue un recital masivo. Se llamó “Lomas Rock 85”

Esa vez tuve la suerte de estar sobre del escenario con Mark I como bajista. Fue muy emocionante para mí, porque este festival tenia sabor a la diversidad artística de los 70’s. Sin embargo en el backstage las cosas eran muy diferentes. El nivel de profesionalismo de algunos músicos comenzaba a tomar un cierto nivel de “stardom” con respecto a sus colegas menos conocidos. A algunos no se les podía hablar; otro – como un saxofonista – rechazaba con improperios a un fotógrafo que quiso tomar una imagen. Un guitarrista y cantante (futura megaestrella) le negaba un cigarrillo al baterista de un grupo debutante – a pesar de tener un paquete lleno en su bolsillo – Por suerte, también existían colegas cordiales como Pil de Los Violadores o Luca Prodan, quien compartió su único cigarrillo con el baterista desairado y le dio una entrevista exclusiva al despreciado fotógrafo. Nosotros en cambio nunca recibimos catering, pero compartimos unos suculentos “sanguches” de miga con Sumo.

Este festival tenia sabor a la diversidad artística de los 70’s

Después de nuestro paso por el escenario con Mark I, si bien tuvimos un show contundente, no pudimos calificarlo como “bueno”. Dadas las circunstancias tuvimos que sortear algunos inconvenientes, como problemas de sonido con planos absurdamente desparejos, instrumentos que aparecían y desaparecían, retorno inexistente y todo lo que le puede pasar a aquel que abre un evento de estas características ¡y sin prueba de sonido de por medio! Sin embargo y a pesar de todo salimos indemnes y felicitados por conducir un barco en plena tormenta.

 

Afortunadamente el público se portó muy bien con nosotros, tal vez por que estaban fresquitos y recién arrancaba todo. Pero a medida que las diferentes agrupaciones se iban presentando, el clima se iba enrareciendo y tensionando. Las cosas comenzaban a llover sobre el escenario y cada vez se hacía más evidente las actitudes pesadas de un sector del público – al punto de poner en peligro el desarrollo del festivalDespués, con la aparición de  bandas como Sumo, Soda Stereo y La Torre, los ánimos se fueron calmando ¡Hasta  cerraron el evento con fuegos artificiales!

El nivel de profesionalismo de algunos músicos comenzaba a tomar un cierto nivel de “stardom” con respecto a sus colegas menos conocidos

¡Llegamos a la década del 90!

Durante estos años aterrizaron en el país muchas bandas del extranjero que nos dieron cátedra de cómo se hacían bien las cosas – sobre todo técnicamente – También hubo una modernización a nivel equipamiento que hizo adelantar rápidamente a los profesionales del show bussines y ponerlos a un nivel cercano a los del exterior.

 

Los festivales no dejaron de realizarse y continuaron su curso, solo que se fueron desarrollando de manera temática: los heavies por un lado, los pops por el otro, los de reggae por otro y así. El nivel de profesionalismo fue creciendo más y más pero a su vez se fue perdiendo el sentimiento de hermandad. Los eventos se fueron convirtiendo en algo frío y comercial, donde tal vez lo emotivo pasaba por ver los conciertos individuales de bandas y solistas; y donde con suerte llegaríamos a cruzarnos, a lo sumo, con uno o dos números soporte.

AL FIN Y AL CABO LOS RAMONES NO ESTABAN TAN MAL – Download Madrid 2019


Hoy en pleno siglo XXI estoy viviendo en España y nunca pensé en decir esto, pero…. ¡VIVA EL PUNK! Ustedes se preguntaran ¿A que se debe semejante declaración?, resulta que en los primeros días de Julio del año pasado estuve trabajando en el “Download Madrid 2019”, realmente una organización extraordinaria, con miles de personas que resultaron un bullicioso y respetuoso público, carpas con merchandising de todo tipo, puestos de bebida y comida, cinco impresionantes escenarios simultáneos, sonido demoledor, etc. Después escuchar a casi todas las bandas presentes, me puse a reflexionar por que nació el punk en 1977.

Los festivales no dejaron de realizarse y continuaron su curso. El nivel de profesionalismo fue creciendo más y más pero a su vez se fue perdiendo el sentimiento de hermandad.

“Download Madrid 2019”,

Recordé que la música se había tornado pomposa, las puestas en escena rimbombantes, las virtuosas ejecuciones casi imposibles de superar e imposibles de lograr tocarlas en casa, los vestuarios increíbles, las súper estrellas con limos, guardaespaldas, managers de managers, etc. Un momento donde todo lo que ocurría en los escenarios excedía ampliamente lo musical y entonces POW!!!! … apareció el punk, como una roca arrojada a un cristal que separaba a la gente de los músicos. El Punk devolvió el rock a las calles con toda la actitud, la energía y el desenfado original, sin necesidad de que lo que propusieran musicalmente fuera de calidad. Con ellos el espíritu rockero regresó como un huracán.

 

¿A que se debió este recuerdo? Luego de tres días (largos y arduos) del “Download”, un amigo, propietario de una de las empresas más importantes de Back Line en Argentina, me dijo que el último show internacional digno que vio fue el de James Brown, donde los tipos subieron, enchufaron y tocaron, sin ningún tipo de «ayudin».

 

Gracias a la posición privilegiada que tuve durante todo el festival, fui testigo (en casi todos los casos) como aparecían bases con bombos imposibles, bajos inauditos, voces de la nada, secuencias mecanizadas, acordes que nadie pulsaba, incluso una de las bandas cabeza de cartel fue un desfile de gente que prácticamente, solo se paseaba por el escenario con música de fondo.

 

¡Por favor muchachos aflojen con las maquinitas! Sentí que de alguna manera se había regresado al concepto pre punk (sin la musicalidad de aquellos tiempos por supuesto) En mi opinión creo que debería salir algo o alguien con la actitud del `77 para que vuelva a hacer que el rock retome su cauce natural sacándolo de esta «DavidGuettacion» musical donde el programador desbancó al interprete.

 

Y de repente en aquel “Download Madrid 2019” me quedé en silencio frente al escenario vacío y mientras lo desarmaban pensé: «Al fin y al cabo Los Ramones no estaban tan mal»


Columna por Walter Armada

 MÀS ENTREVISTAS

Numeral presenta su última producción discográfica RENACER - "El sonido de la banda es fuerte y crudo, como en las viejas épocas!"

"LA MÚSICA ES MEMORIA, IDENTIDAD Y CREACIÓN" Marcos Matarazzi, cantante de NSN habla de "Temporal", el tercer disco de la banda

"El éxito de un artista se mide por el sentimiento que genera y no por cuantas reproducciones tiene" Señor Bestia Lanza su tercer disco RUGIDO VIVO!

"Escaping from Hell hace referencia a salir de los infiernos que tenemos en nuestras vidas. Esos infiernos nos hacen conocernos, medir nuestros límites y definir quiénes somos"

"Nuestra Biografía se escribe a diario en cada show,en cada  ensayo, en cada nueva canción y en cada persona que nos escucha"

"El rock está muerto y el progresivo sepultado. Nosotros estamos en una burbuja propia, seguramente la misma burbuja en la que están muchos otros, perdidos en un mundo que ya no nos pertenece"

  LEYENDAS DEL ROCK

  NACIONAL

Fernando Ruiz Diaz  presentò el videoclip de "En los sueños". La nueva versión  fue filmada durante el eclipse solar del pasado 2 de Julio en Bella Vista, provincia de San Juan

Rocanrol Cowboys, la historia de Ratones Paranoicos, estrena su playlist en Spotify. Tres horas y 8 minutos de música en 50 canciones.

Gabriel Carámbula nos trae "Vuelvan" su nuevo EP Digital, que incluye cuatro canciones donde el rock, las melodías y las guitarras tienen un lugar destacado

La Franela presenta “Super héroes”, el tercer corte y videoclip que se desprende de su último álbum de estudio “De palabras”

El sexto disco fue concebido en un proceso íntimo. Compusieron, produjeron y ejecutaron todos los sonidos de sus canciones.

La joven artista apuesta a su nuevo single y se anima a sus propias composiciones con influencias discos y electrónicas fusionadas con rock
SONDER_BA

Post a Comment